Explora tus ojos y abre tu mirada

El buen funcionamiento de los ojos ayuda a regular la tensión muscular de todo el cuerpo, muy especialmente la tensión de nuestro cuello.

No sólo son la ventana por donde entra la información de nuestro entorno, sino que también refleja nuestro estado interior, nuestras emociones.

Para algunos, el ojo representa la imagen de nuestra conciencia. De hecho, el acto de ver es más una función cerebral que una función física.

Cuando hablamos de reeducar la postura, una lesión, una fractura, los músculos…está claro. Sin embargo cuando hablamos de una deficiencia visual, normalmente pensamos en gafas, lentillas…sin pensar que ver es otra función como otras tantas a poder reeducar.

El ojo no puede separarse del cuerpo y como órgano que se autorregula, tiene la gran capacidad de mejorar si se dan las condiciones adecuadas.

La salud del ojo está ligada a tu salud integral, tu salud física, mental y emocional. Por lo tanto, mantener en coherencia lo que pienso, lo que siento y lo que hago contribuye a ese equilibrio perfecto que mantiene los ojos claros.

Los ojos se mueven para focalizar adecuadamente a través de

Músculos que se activan adecuadamente para ello.

Una buena oxigenación mediante una irrigación sanguínea de calidad.

La reducción o supresión del esfuerzo muscular innecesario del cuerpo.

La estabilidad emocional.

Los ojos, cómo cualquier otra parte del cuerpo pueden reeducarse, mejorando su función, la visión. Paralelamente, mejoramos también otras alteraciones relacionadas como migrañas, dolor de cuello y hombros….

Con el objetivo puesto en mantener una visión saludable vamos a utilizar todo nuestro campo de visión, tanto de lejos como de cerca para a través del sentido de la vista obtener información sobre el entorno.

Actualmente, es en la visión de cerca que pasamos mucho tiempo, fijando la mirada en objetos próximos a nosotros. Éste es uno de los principales motivos de la vista cansada, las migrañas y la tensión de cuello, hombros y espalda.

Para ver, coordinamos los ojos con el cuerpo y el cerebro creando una relación neuromuscular básica, conectando ojo-mano y pie.

En este vídeo te muestro cómo explorar tus ojos para ayudar a reducir la fatiga visual relajando la visión y disminuyendo la tensión en cara, cuello y hombros.

¡Vamos a la práctica!

Practica durante toda la semana esta exploración. Son unos minutos. Lo puedes practicar sentado en cualquier lugar. También puedes practicar tumbado, si prefieres, en el suelo o en la cama…Te ayudará a disminuir la tensión en la musculatura ocular y mejorará el movimiento de tus ojos y tu cuello .

Y si quieres empezar a practicar lecciones más completas de Autoconciencia a tavés del movimiento para aliviar dolor y tensiones musculoesqueléticas o como estilo saludable de vida para prevenir el envejecimiento prematuro, te invito a dos ATM gratuitas que encuentras aquí.

Un abrazo,

Loli

Institut Dinàmic / El Cuerpo Sabio
fisioterapeutas

Deja un comentario

Scroll Up